LAS URNAS ME SONRÍEN

 

Es frecuente que nos encontremos con  creaciones sublimes en series, obras de teatro o novelas. A todas podemos disfrutarlas sin  dificultades por ser de autores de la República Argentina. Aunque también hay de lo otro, de lo opuesto, que además no es  ficción.  Por estos días se  nos  está deparando una  situación  que de concretarse,  como  hasta ahora viene sucediendo,  puede llegar a  provocarnos  muchísimo daño y dar por tierra con un clásico del argot policial: “el delito no paga”. Me refiero al crimen organizado,  si el objeto de  las  felonías   son los bienes de un estado, en este caso el nuestro.  Porque se está muy cerca  de que uno de los robos más grandes de la historia de la humanidad  quede impune. Las  distintas  fiscalías  de la Justicia federal  nos hacen  presumir a través de las investigaciones que actualmente se llevan a cabo  que en los últimos tres mandatos  de gobierno,  que  preceden al actual,  se ha sustraído  más de ciento cincuenta  mil  millones de dólares  de los dineros  públicos. Se robó hasta el último minuto del último día. Tampoco deja de ser menos grave  que hasta este momento y ya en plena campaña electoral para elegir a un nuevo presidente nada se diga sobre el asunto. El silencio en los  medios de comunicación es prácticamente total, eso sí y  parece increíble que  cada uno de los principales sospechosos de la felonía  sean los  candidatos estrella  para decidir nuestro  futuro  económico.  De paso,  fueros e impunidad.  Ahora bien, me gustaría que antes de cada uno de los próximos comicios la gente, el pueblo o nación, como se guste llamar  no esté adormecido y tenga plena conciencia  ciudadana  para responderse la pregunta: ¿quién es el soberano en esta noble nación? Lo propongo, sin  el menor rencor y menos aún intención de faltarle el respeto a nadie, pero me parece  que  antes de cumplir con nuestra mayor responsabilidad  ciudadana,  que es la de sufragar, en estos históricos comicios,  tenemos derecho y deber  de conocer qué  sucede, a esta altura de las investigaciones,  en los distintos expedientes en cuanto a los motivos de las acusaciones y  sobre cuáles son los candidatos  sobre las que recaen.  Sé que los tiempos de la justicia nada tienen que ver con los de la política pero aquí se da la paradoja que el acto de votar  la trasciende por la posibilidad  cierta  de que a estos señores se les considere responsables directos de los aberrantes  delitos que se les  está enrostrando, apoltronados en los sillones de la Casa de Gobierno. Tenemos, una vez más,  que defendernos con todos los medios legales que nos sea posible.  Es de suma importancia  que  cada candidato comprenda que tiene que ser vehemente  y explícito  en cuanto a este grave problema que es el recupero  de cada uno de los dólares que se nos ha robado.  Desde ya, como es de suponerse no será fácil,  pero seguramente tendremos una posibilidad para  no llegar a padecer los sufrimientos actuales de nuestros hermanos de Venezuela.  Gracias

76 opiniones en “LAS URNAS ME SONRÍEN”

  1. Hey there exceptional blog! Does running a blog such as this take a
    great deal of work? I have very little knowledge of computer programming however I had been hoping to start my own blog in the near future.
    Anyways, if you have any suggestions or tips for
    new blog owners please share. I understand this is off topic however I simply needed to ask.
    Thank you! Maglie Calcio Poco Prezzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *