EL CENCERRO OLVIDADO

 

Días pasados, un Diputado de la Nación,  impostando la vos como un actor de teatro, exigió a  sus interlocutores que  le  miren el rostro, antes de hacer uso de la palabra. Semejante falta de tino y respeto fue sólo para tratar de demostrarnos, una vez más, que los únicos que nacieron para gobernarnos son los autoproclamados progresistas en contraposición a los neoliberales con sus políticas de hambre y miseria.  Según su decir y  experiencias, que por otra parte ignoro. Debo reconocerle que a pesar de la  impostura y a la gran confusión de ideas que profesa, en ningún momento dejó de  llamarnos la atención.  No hay motivos para mis dudas, o este caballero es un gran mentiroso de tiempo completo, como es fácil de sospechar, o  ignora lo que  significa  cada palabra  que expresa en el Parlamento de la Nación Argentina. Pues  aquella tendencia  se nutre  de esta última posición, que tanto les disgusta. Eso sí, es necesario que esté acompañada por una gran sensibilidad social y una fuerte defensa de los principios que se corresponden con la división de poderes y la soberanía del pueblo. Nada de esto se le ha oído decir  en sus aparatosos discursos que no sean críticas sobre lo que los demás hacen o dejan de hacer. Por otra parte, resulta imposible de  acompañar sus prédicas  surrealistas llenas de odio, agresividad  y de slogans propios de los años setenta que a nada  nos  conducen. Salvo a recuerdos tristes y dolorosos.  En otros países y es de público conocimiento se castiga con mucha severidad a quienes se atrevan a  incentivar a la población con actitudes similares a las  de los días previos al advenimiento de los nazis en el viejo continente. Como es el caso de Francia, Bélgica, Alemania,  por sólo nombrar algunos de los más conocidos. Aquí, estas leyes esenciales para la defensa de nuestra democracia aún no las tenemos. A  pesar de haber padecido situaciones de extrema intolerancia. De ahí que nos sintamos casi indefensos ante quienes groseramente  nos mienten  y agreden  por  supuestas razones ideológicas cuando sólo son lo que son, un  grupo de violentos que pretende crear caos entre la población a fin de revivir  los días más oscuros y  penosos de nuestra  historia. Gracias