REBELIÓN DE CUATROS DE COPA

 

Por estos días el alboroto entre los mandamases de la Década Ganada es muy grande, seguramente  por el inminente cierre de las listas  de quienes se han postulados como candidatos a las elecciones PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias). Elecciones que se celebrarán  durante el próximo mes de agosto en todo el país .  Reflexionando, llegué a la conclusión de que estos caballeros, defensores del pueblo a ultranza, se están peleando como en las mejores épocas para ser el líder de la oposición  a las actuales autoridades de gobierno.  Para luego,  el más afortuando y en el dos mil decinueve, poder postularse como presidente de la Nación. Como en todo gran acontecer siempre hay que resolver algunos problemas. Digamos  que de índole estratégica. Parece que la idea central de la campaña, diría que el eje de la  misma,  es   acusar al pleno de las actuales autoridades  de neoliberales. Sí de NEO LIBERALES, desde ya tengo que recocer que la acusación es tremenda por todo el daño que este pensamiento ecnómico ya ha hecho al país y en forma muy  especial a la clase trabajadora. Ahora bien, aquí hay que dilucidar  si en vuestras filas no hay  algún infiltrado que  les pueda arruinar  todos los esquemas estratégicos.  Para evitar esto, cuanto antes  tienen que identificarlo y presentarlo en sociedad como el mayor malvado de los ultimos cuarenta años. Mis sospechas parten de que al utilizarse los mismos eslogan que se emplearon durante la campaña del Dr. Cámpora, nuestros querido pueblo va ha comenzar a indagar en las estadísticas de desecupación a partir de esa fecha, que es mayo de 1973. Por lo siguiente, el índice, en ese momento, era del 3%, o sea sólo el registro de algún vaguito que no quería laburar ni tampoco ir al puerto a buscar la changa de todos los dias.  Además es bueno aclar, que el puerto por esos días estaba funcionado.   Luego ya en el gobierno de la Sra. Isabel Perón este endemoniado índice había aumentado al  5%, sólo un poquito más, pero aún dominable. No daba para hacer mucho escándolo con el tema. Era la época en que sus mentores se calzaban la camiseta del Che Guevara  para salir a la calle y romper todo. En el mejor de los casos, aunque siempre a los gritos  contra los neoliberales y vende patria de aquellos tiempos. Así y por estas cosas de la vida llegamos al año 1990 con ya un preocupante 8% de laburantes desocupados en toda la Nación Argentina. A la famosa Década de los Noventa la despedimos con el índice trepado al 18% de gente que no tenía  trabajo y ya, en esa época,  tampoco que comer.  Luego vinieron ustedes por doce añitos más  y se está diciendo que el desastre es total y lo que es peor aún es que no hay índices de ninguna especie y que además se niegan a votar  la Ley de Extinción de Dominio, por la cual la Justicia le restituye al Estado  los fondos que se han robados a través de la corrupción. Esta situación es la más grave porque la gente los va a comenzar a mirar fijo y desafiantes.   Lo mejor  sería  que inventen, para esta campaña electoral,  una historia  similar a las del  folclore inglés medieval, como la de Roobin Hood. En este caso, según la leyenda, era un hombre de gran corazón que le sacaba el dinero a los ricos  para dárselo a los pobres. Gracias